Toldo automatizado y con cajón protector, la mejor elección

Publicado: mayo 7, 2018 | 0 Comentarios | Tags: , , , ,

Cómo elegir el mejor toldo al mejor precio.

Componentes de un toldo:

La lona.

La primera es la lona acrílica, compuesta por fibra acrílica, cuyo color proviene del mismo hilo que la forma, por lo que son muy resistentes al paso y al efecto de la luz. Por ello, el color dura más tiempo en su toldo. Además, suelen ser impermeables y anti-manchas, y cubren bastante bien del viento. Este tipo de lonas son de las más estéticas y se emplean sobre todo en los toldos de brazos invisibles. Por último, con un simple cepillado con agua templada podremos mantenerla.

Por otro lado tenemos las lonas de vinilo, que son de tipo plastico, por lo que resultan totalmente impermeables. Además, es un tejido muy resistente y flexible y, como una de las principales ventajas, su toldo es muy sencillo de limpiar.

Una opción muy empleada es el poliéster tejido cubierto con PVC, pues es muy resistente al paso del tiempo, proporciona mucha sombra y presenta una alta protección frente al moho y a las manchas. 

Por su parte, las lonas de PVC tienen mayor durabilidad, pues van soldadas en vez de cosidas. Su principal propiedad es la impermeabilidad. Sin embargo, en contraposición, no son adecuadas para lugares calurosos, pues se calientan con mucha facilidad.

Por último, tenemos las lonas de tejidos microperforados, que son mucho más modernas y están compuestas de una estructura de hilo de poliéster o fibra de vidrio recubiertos con PVC. Su principal ventaja es la capacidad de aislamiento térmico (reducen el factor solar al 0,06) y disminución de calor por su alta transpiración. Además, son tejidos traslúcidos por lo que no impiden la visibilidad.

Sistemas de Accionamiento y sustentación:

Toldos de Brazo Invisible

El toldo de brazo invisible protege y viste terrazas y balcones. Con su amplia gama de tamaños, se adapta a todo tipo de fachadas, creando un nuevo espacio de vida.
El toldo de brazo invisible es el más comúnmente instalado para dar sombra y frescor en la terraza o en el balcón. Su armazón y sus brazos (plegables o telescópicos) le permitirán subir y bajar la lona, de forma manual o motorizada.
Dependerá de las opciones que elija con su profesional del toldo.

¿DONDE INSTALARLO?
Que sea un apartamento o una casa, no hay problema. El toldo se fijará en la fachada para su terraza o al techo para su balcón.

¿QUÉ MODELO ELEGIR?
Existen tres modelos principales de toldo de brazo invisible. La elección del modelo determinará la protección de su instalación.
– Toldo Tejadillo: protección básica contra el viento y la lluvia.
– Toldo Semicofre: protección completa de la lona contra las inclemencias.
– Toldo Cofre: protección total de la lona y del herraje contra las inclemencias.

Accionamiento Motorizado. 

Cualquier toldo se puede motorizar mediante una operación muy sencilla, inluso si el toldo ya está instalado y funciona con manivela (Accionamiento manual). Los motores son de tipo tubular y se integran en el tubo de enrolle del toldo. Pueden ser accionados desde un punto de mando (tipo interruptor o mando a distancia), o desde un automatismo (sensor de viento y/o sol).

Tipos de automatismos.

Sensor de viento:

El anemómetro es el elemento de seguridad más conocido. Consta de un veleta, la cual es la encargada de detectar la velocidad del viento y según la programación, ordenar la recogida del toldo para evitar posibles daños en todo su conjunto.

Sensor de Viento y Sol:

Este elemento incluye las funciones del sensor de viento, además de incluir un captor solar, que es el encargado de medir la cantidad de luminosidad del sol y según el programa escogido, ordenar la extensión del toldo. Este proceso ayuda al ahorro de energía en el hogar, ayudando a mantener una temperatura constante y agradable en el interior de la vivienda sin necesidad de cualquier energía “sucia”.

Sensor de lluvia:

El pluviómetro es un elemento de seguridad incorpora un sensor, el cual mide la cantidad de lluvia para evitar un estancamiento en la lona o tela del toldo, evitando así roturas o desprendimiento del mismo por exceso de peso.

Todos estos elementos han de ir conectados al motor, para que este pueda obedecer las órdenes en el momento apropiado. Además, han de ser instalados en sitios específicos para que puedan “trabajar” óptimamente.

Deja un comentario